La mejor temporada es la primavera antes de la llegada del calor intenso del verano. Sin embargo, el mantenimiento regular durante todo el año es fundamental.